Sí se puede decorar y ahorrar con el IKEA catálogo


Seguramente pasaste varias semanas o meses buscando la ubicación y el espacio ideal y ahora ya tienes tu hogar de ensueño. Sin importar si rentas o la compraste, ahora tendrás que hacer de ese lugar un confortable nido de amor y felicidad, pero claro, como te gastaste buena parte de tu presupuesto en moverte, el depósito, primera renta y enganche (si la compraste), ahora el truco es ponerla bella sin terminar quebrado. La pregunta es, ¿puedes ahorrar aún si compras de IKEA ofertas? O para lograr un ahorro verdadero, ¿tendrás que acudir nada más a las segundas y muebles usados?

Sí se puede decorar y ahorrar con el IKEA catálogo

El estilo que decidas para tu casa nada tiene que ver con tu ahorro, ahí la decisión es solo tuya y puedes hacer uso de tu brillante imaginación o el bien afamado Pinterest para buscar ideas si las tuyas no son muy prolijas. Sin embargo, lo que no debes dejar de hacer si quieres ahorrar es buscar siempre los mejores precios y ofertas en las publicaciones de casa, jardín y muebles folletos (IKEA catálogo).  Si no sabes dónde encontrar estos folletos, aquí te damos un enlace para tu sencillo acceso en el momento que quieras: Flyrion. Ahí podrás encontrar acceso directo a cientos de folletos de renombradas y populares tiendas que venden todo tipo de muebles a todo tipo de precios.  

Ahora resolveremos la duda. Cómo ahorrar al comprar muebles de tiendas de firma o renombre: 

Hay varias maneras. Una es aprovechar sus descuentos, ofertas y precios especiales y otra es comprar una sola pieza fundamental y que realmente remueva todas tus fibras y hacerla la pieza decorativa central de uno de tus espacios, decorando alrededor de ella con pequeños tesoros que encuentres en las tiendas de segunda. 

Toma tiempo para organizar tus ideas

Es normal que, al sentarte frente al enorme espacio vacío, te sientas incapaz de desarrollar la  tarea con éxito y te desanimes perdiendo no solo la fe, sino que además las ganas de hacerlo. Por eso te sugerimos que vayas paso por paso y te tomes tu tiempo para decidir estilo, colores y compras mayores. 

Puede ser que de niño hayas imaginado tus espacios pintados todos con superhéroes y llenos de color y cosas curiosas, pero a estas alturas… una pared con un supermán volando a medio comedor quizá ya no te resultaría tan atractivo. 

Toma espacio por espacio, concéntrate en una recámara o espacio a la vez y ve desarrollando desde ahí. Consulta ideas en línea como Pinterest, y almacenes y revistas de diseño que te den una idea sobre las variaciones y combinaciones de colores que puedan llamar tu atención y calmar tu espíritu… o elevarlo.

Es cierto que es ventajoso económicamente comprar toda la decoración de un espacio o una habitación ‘de golpe’ si tienes el suficiente dinero para hacerlo, pero lo más adecuado y habitual es ir poco a poco.

También necesitas medir cuidadosamente cada área que desees decorar para ver si los muebles que deseas adquirir cabrán o te resultarán incómodos, incluso evitando que abras las puertas o ventanas para una mejor ventilación. Lleva un plano y tus medidas a donde quiera que vayas. Nunca sabes dónde encontrarás ese pequeño (o gran) mueble que desearás adquirir. 

Si tienes que elegir entre dos piezas que realmente te cautivan, piensa en dos factores. Cuánto uso le vas a dar y qué tan importante es que se vea bien en el espacio que has elegido para él. Si bien es cierto que necesitas espacio en los baños para guardar tus toallas, tal vez sea mejor que pienses primero en el espacio para guardar tu ropa, o en la comodidad de tu cama. 

También es una excelente idea que llames a tus amigos y familiares y les pregunten si tiene algún mueble o pieza de decoración, incluyendo lámparas, floreros e incluso botes que ya no les sirvan y estén pensando en tirar o vender. Es muy probable que puedas obtener piezas invaluables a un excelente precio o por qué no… ¡incluso gratis!

El factor económico 

Si les preguntas a tus conocidos o familiares cuánto se han gastado ellos en amueblar una pieza o una casa completa, recibirás todo tipo de respuestas, y la razón es sencilla. Cada uno gasta lo que puede, lo que quiere, o lo que le conviene. Sin embargo, un factor importante es cuánto espacio tienes por amueblar. Recuerda, a mayor espacio, mayor será tu gasto.

Sin tomar en cuenta los aparatos eléctricos, que siempre son el gasto más alto de amueblar una casa, la cifra que más se repite en las encuestas recientes es de unos 15000 euros para amueblar un espacio de 60 a 80 metros cuadrados. 

Considera siempre que el gasto más fuerte lo representará la cocina y los electrónicos como televisión, equipo de sonido y aires acondicionados, si los necesitas. Puede que, en tu caso, necesites radiadores o calentones par el frio, pero no olvides considerar estos gastos de temporada que de todos modos forman parte importante de tu mobiliario. 

No te asustes con las cifras, recuerda que, además, hay ofertas en fechas especiales que te dejan pagar en meses sin intereses y descuentos especiales para fin de año o época que puedes aprovechar y 

Cuál es el mejor momento

El mejor momento es cuando encuentres la mejor oferta, es lo más real. Mantén el vínculo que te dimos al principio del documento marcado entre tus favoritos y consúltalo regularmente para que te mantengas al tanto de las mejores ofertas a tiempo y puedas aprovecharlas. Otro buen consejo es visitar los locales de los muebles que más te gustan y pedirles que te agreguen a su lista de correo para que recibas sus ofertas antes que nadie. 

Aparte de eso ¿Cuándo se encuentran las mejores ofertas en las tiendas convencionales? Durante las fechas de navidad y cambio de época. También cuando se cambian de local o abren una nueva sucursal. Atento, también son maravillosas las ofertas cuando cierran una tienda, una oficina o renuevan el mobiliario de un hotel. 

Los mercados de segundas

Pregunta entre tus amigos a dónde van a comprar sus segundas y cuál creen que es el mejor lugar para muebles. Pídeles que te lleven y te presenten con algunos de los dueños de las tiendas para que puedan aconsejarte y guiarte en la mejor compra.

Si no te es posible consultar de esa manera, hay listados en el internet que ofrecen esa información. Te indicarán días de apertura, horarios y requisitos de ingreso si es que hay alguno. También suelen ofrecerte información de los vendedores que ofrecen su mercancía ahí y el margen de precios que manejan.

Unos de los más conocidos están en las zonas de Barcelona y Madrid. La grafitería y el mercantic son algunos de los más concurridos. 

Busca en la aplicación de mapas de tu móvil “mercados de segunda” para que puedas ver fácilmente sus ubicaciones y ver cuál te queda más cerca y cómodo.  También recuerda que lo artículos vendidos dependen del vecindario en donde estén, así que ten eso en consideración cuando busques.

También puedes revisar tu periódico si alguien publica venta de garage o notar en tus caminatas o camino a tu trabajo si hay algún letrero en las calles que indique que habrá una venta de ese tipo y visitarlas. Por lo general hay grandes tesoros escondidos en la casa del vecino. 

Más gente de la que crees prefiere deshacerse de sus muebles al cambiar de residencia y los vende o simplemente los deja en la banqueta, incluso cuando deciden cambiar de estilo. Estate al pendiente para que aproveches esas ocasiones. 

Sí se puede decorar y ahorrar con el IKEA catálogo: 4.2/5 de 8 votos
Roger Molins Roger Molins(LinkedIn)
Soy escritor y consultor freelance para empresas y particulares, con un énfasis particular en el ámbito del fintech, la tecnología, los startups y el marketing online. Mas informacion...