¿Quién supervisa y controla los préstamos online?


Con los bancos tradicionales, no cabe duda alguna de que todos pertenecen al Banco de España y que están fuertemente regulados. ¿Ocurre lo mismo con las entidades financieras que han aparecido en los últimos años y que ofrecen préstamos online y créditos rápidos? ¿Quién las controla? ¿De qué maneras estamos protegidos como clientes y usuarios de sus servicios financieros? En este artículo despejaremos estas dudas.

¿Quién supervisa y controla los préstamos online?

La categoría principal de entidades: los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC)

Es evidente que, con tantos tipos de préstamos, cantidades, plazos, costes e intereses, no todas las entidades sean iguales. Sin embargo, la gran mayoría pertenece a esta categoría: los EFC son entidades financieras privadas constituidas en forma de empresa mercantil ante el Registro Mercantil que corresponda, y su principal objeto de negocio es conceder préstamos. No ofrecen depósitos, ni cuentas, ni otros productos: sólo financiación en sus distintas modalidades, gestión o emisión de tarjetas de crédito, y concesión de avales.

Como tales, responden ante el Banco de España, que es quien define esta categoría y quien la estableció en su día. Así que deben acreditarse frente al mismo y responder por lo que la normativa del Banco de España establece. Se regulan en la Ley 5/2015, de 27 de abril, donde se establecen unas condiciones de creación similares a las de los bancos, pero con exigencias de capital inferiores.

Por otra parte, existe una ley en España denominada Ley 16/2011, de crédito al consumo, que regula la inmensa mayoría de préstamos y créditos que estas entidades ofrecen, sus garantías, y los límites de lo que las entidades pueden o no hacer. Así que, con una ley para las entidades y otra para los productos, se aseguran todas las garantías para el cliente.

Los minicréditos: un caso aparte

Si el importe que se concede es menor a 200 euros, las entidades de capital privado que ofrezcan microcréditos no deben registrarse como EFC ni responden ante el Banco de España. Por fortuna, son muy pocas las entidades que ofrecen este producto en exclusiva: la mayoría ofrecen importes más amplios también, lo que las obliga a registrarse como EFC para no limitar su propio mercado. Otras especializadas son tan fiables como cualquier otra entidad.

Muchas de estas entidades se autorregulan también mediante la creación de la Asociación Española de Micropréstamos (AEMIP), con un código de buenas prácticas y unos principios que permiten ampliar la protección de los clientes.

Los intermediarios financieros

Existen muchas páginas que permiten buscar préstamos y otras que recogen los datos de los clientes y les envían ofertas personalizadas a través de la búsqueda de financieras en su nombre. Esto, al no tratarse de un servicio financiero directo, permite al cliente lidiar directamente con la entidad que le preste el dinero. Pueden o no cobrar por este servicio, indistintamente de que el cliente confirme el préstamo o finalmente no lo haga.

¿Quién supervisa y controla los préstamos online?: 4.2/5 de 21 votos
Roger Molins Roger Molins(LinkedIn)
Soy escritor y consultor freelance para empresas y particulares, con un énfasis particular en el ámbito del fintech, la tecnología, los startups y el marketing online. Mas informacion...

Discusión