Líneas de crédito: qué son y cómo pedirlas online


Las líneas de crédito privadas son una alternativa a las tradicionales líneas de crédito bancarias que han surgido como compañeros de viaje perfectos a los mini créditos online. Son un tipo de créditos abiertos con una relación distinta entre la entidad y el titular, y tienen su mercado ya que cubren un tipo de necesidades concretas.

Líneas de crédito: qué son y cómo pedirlas online

¿Qué es una línea de crédito y para qué sirve?

En general, una línea de crédito es una suma de dinero que un banco o una entidad financiera pone a tu disposición a tu solicitud y que tú puedes utilizar en parte o en su totalidad durante un tiempo determinado, normalmente un plazo de uno o varios años (renovables). La entidad te presta un dinero extra en una cuenta y te cobra intereses por el importe que utilices, sólo por el tiempo que lo utilices y hasta que lo devuelvas. Y así sucesivamente.

El mercado actual de este tipo de líneas de créditos es abierto y amplio, y se paga un pequeño interés por tener el dinero disponible siempre, aunque mucho menor que si pidieses el dinero disponible con un préstamo online habitual.

Este tipo de producto casi siempre lo usan empresas y autónomos para atender pagos cuando necesitan hacerlo y no tienen dinero en caja, aunque también familias que tienen hijos estudiando o negocios que han recibido una subvención, pero no la han cobrado y la necesitan amortizar. En el caso de los negocios es perfecta para adelantar nóminas a la espera de cobrar de clientes, o para pagar proveedores o impuestos con flexibilidad.

La idea es tener un saldo disponible para afrontar momentos cortos de necesidad.

Préstamos y líneas de crédito online, más fáciles que nunca

Pedir una línea de crédito online es muy fácil: hay muchas entidades que ofrecen tanto préstamos como líneas de crédito flexibles. La diferencia es clara: un préstamo es un dinero que recibes en su totalidad, y que puedes devolver al final del plazo o mediante cuotas. En una línea de crédito, recibes un saldo en cuenta y lo usas en todo o en parte, hasta que venza el plazo, y durante ese tiempo te van cobrando intereses en función de lo que hayas utilizado y por cuánto tiempo.

Las líneas de crédito se pueden pedir personalmente o para negocios, de forma online, sin papeleos ni burocracia engorrosa, cualquier día de la semana y a todas horas. Sólo hay que comparar los distintos productos hasta encontrar el que mejor se ajuste a tus necesidades.

Líneas de crédito: qué son y cómo pedirlas online: 4.2/5 de 20 votos
Roger Molins Roger Molins(LinkedIn)
Soy escritor y consultor freelance para empresas y particulares, con un énfasis particular en el ámbito del fintech, la tecnología, los startups y el marketing online. Mas informacion...

Discusión