Aprende qué es la TAE y el TIN


En las condiciones de un contrato de préstamo siempre te encontrarás con el término Tasa Anual Equivalente (TAE), que se refiere a los intereses que señalan el precio o la utilidad de un servicio financiero. Pero ¿cómo se calcula la TAE? Es a través de una fórmula aritmética que incluye la periodicidad de los pagos, el tipo de interés, algunas comisiones y costes de funcionamiento.

Aprende qué es la TAE y el TIN

En otras palabras la TAE es lo que el usuario en realidad termina pagando tras contratar un servicio financiero como un préstamo, teniendo en cuenta que incluye todos los elementos dentro de un préstamo personal. Gracias a la TAE puedes conocer los costos reales de un servicio bancario. Así que cuanto leas o escuches “rentabilidad del 6% TAE”, “préstamo al 2% TAE”, ya conoces lo que significa.

Si llegas a obtener algún servicio financiero en el que aparezca la TAE debes saber que entre más alto sea el porcentaje, más serán los gastos adicionales que tendrás que asumir. Es importante que estés pendiente del plazo de devolución. Es decir, si dos productos financieros ofrecen la misma TAE, entonces sí puedes evaluar cuál de los dos es más conveniente. Sin embargo, si se trata de plazos distintos de devolución, hacer esa comparación es un poco más complicado.

Hasta finales del siglo pasado (1990) solo se consideraba el Tipo de Interés Nominal (TIN) para deducir la renta de un servicio o producto financiero. No obstante, el hecho de que quedaban por fuera ciertas comisiones y otro tipo de gastos que el cliente debía asumir hizo que se creara la TAE, que sí incluye esas variables que el TIN no tiene en cuenta.

Actualmente los servicios financieros incluyen tanto TAE como TIN. ¿Pero qué es exactamente el TIN? Se trata de la tasa de interés que le debe pagar el cliente al banco por prestarte el dinero, sin tener en cuenta los ya mencionados gastos adicionales que tendrá que asumir también. Por lo tanto, el TIN es solo uno de los valores incluidos en el TAE y generalmente en los préstamos personales la TAE siempre será superior al TIN. Algo más que debes tener en cuenta es que comparar el TIN de distintos productos financieros no es un método efectivo porque no incluye todos los gastos operativos.

Entonces, ya que sabes que significan cada uno de estos conceptos puedes evaluar mejor cuál es el préstamo que más te conviene. Por ejemplo, suelen ser muy comunes los préstamos que dicen ser de 0% de interés. Puede que ya te hayas topado con una oferta de este tipo y que la hayas comparado con otra oferta, con el mismo plazo de pago. No obstante, el hecho de que tenga 0% de interés no significa que esa sea la mejor oferta del mercado, porque lo que en realidad debes saber es cuál es la TAE de ese préstamo. Por lo tanto, si ese préstamo de 0% TIN tiene una TAE más elevada que otra oferta de préstamo con un TIN de 5%, pero una TAE inferior, entonces esta última opción será la más conveniente. En otras palabras, es importante siempre leer la letra pequeña y asegurarse sobre los costos totales del producto financiero que estás adquiriendo.

Aprende qué es la TAE y el TIN: 4.2/5 de 26 votos

Discusión